2 (1)

AVERÍAS MÁS COMUNES QUE PROVOCAMOS EN NUESTRO VEHÍCULO

Cuando hablamos de los coches, se nos viene a la cabeza un uso frecuente para nuestro día a día, ir al trabajo, la compra, planes de ocio… Pero, ¿Qué pasa cuando tenemos una avería?

Es ese instante, se rompen por completo nuestros planes y llega el agobio de buscar la solución más rápida.

Lo que en nuestro día a día no pensamos, es que muchas averías las provocamos nosotros mismos con los malos hábitos adquiridos como son:

USAR INDEBIDAMENTE EL EMBRAGUE

Tener siempre pisado el embrague, cuando estamos parados en un semáforo sin estar en punto muerto, hace que con el paso del tiempo se dañe antes y lo tengamos que cambiar.

CONDUCIR CON LA RESERVA ACTIVA

Esperar a que salte el testigo de la reserva para pasar por la gasolinera, es un error muy común, el cual debemos no realizar ya que facilita que lleguen a nuestro motor los posos y las impurezas de la gasolina, afectando esto a los inyectores del vehículo.

APARCAR APURANDO LAS DISTANCIAS

Quien no ha oído la frase de “ya aparco de oído”. La chapa, los neumáticos, los amortiguadores o la dirección se pueden dañar si sufrimos un golpe fuerte con el bordillo o a la hora de aparcar.

SOBREPASAR LOS BADENES

Si pasamos a alta velocidad, podremos tener averías en nuestro neumáticos, suspensión o caja de cambio, en el caso de que el vehículo impacte con el pavimento. Siempre hay que rebasarlos a una velocidad adecuada, frenando antes de llegar a ellos

MANTENER LA MANO SOBRE LA PALANCA DE CAMBIOS

Es un gesto muy común entre conductores. Las averías que genera esta acción, son principalmente desajustes en nuestra caja de cambios, los cuales pueden llevar a cambiar parte de ella.

Sabemos, que realizas alguno de estos “vicios” de la conducción, ¡por ello ha llegado el momento de pensar en nuestro vehículo y seguir estos tips para una mayor duración de tu vehículo!

Sigue nuestro espíritu #YoelijoNonStop

¡Síguenos en las redes!

5/5
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Aún tienes dudas?

¡Escríbenos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible!